Reserva ahora
+52 222 246 0001
Reserva ahora

Bienvenidos a su casa en Puebla

Hugo Adelbert Henry Leicht Meye, (Hamburgo, Alemania 27 de Agosto de 1881 – 15 de Agosto de 1952), radicó por cerca de 20 años en la Ciudad de Puebla. Es autor del libro Las Calles de Puebla que es el estudio más extenso y documentado de la historia, calles y barrios de la Angelópolis Poblana.

En “las Calles de Puebla” Hugo Leicht describe la calle del Puente de Ovando, 3 Oriente 600. Le vino el nombre de Puente de Ovando, usado ya en 1777, por estar inmediato a la casa del regidor Agustín de Ovando. La cuadra se titula Calle del Puente de Ovando desde 1832 en varios padrones y almanaques, pero el nombre más antiguo y más corriente es el de Calle de Ovando, también llamándose Callejón de Ovando por estar la casa formando una rinconada cercana al puente de Ovando.

Dice el historiador poblano Veytia en 1780 “la calle de la Aduana Vieja (Av. 3 oriente 200) tiene al fin un pequeño recodo en la casa del regidor don Agustín de Ovando y Villavicencia” El primero de esta familia que vino a Puebla, fue Agustín Ovando y Ledezma, natural de Salvatierra, España que fungió de alcalde en 1732, se casó en 1733 con Maria Dolores Juliana Núñez de Villavicencio y murió en 1769, su hijo, Agustín de Ovando y Villavicencio nació en 1745, se casó con Juana Leandra Gómez de Parada y fue regidor y alcalde en 1773. Renunció al regimiento pero no a los honores de él llamándose regidor jubilado. Por segunda vez fue alcalde en 1791 y continúo en su cargo el año siguiente. Pertenecíanle no sólo 2 casas en esta calle, posesión que se extendía hasta la Calle del Puente de Analco, donde también había una Casa de Ovando, sino además la Casa de los Muñecos (actual Museo Universitario). Heredó el mayorazgo su hijo, José María de Ovando y Parada, nacido hacia 1776, que en 1821 fue capitán de la compañía de caballería de milicia nacional.

En 1822 y en el padrón de 1832 se le cita como dueño de la casa, entonces número 1 de esta Av. 3 Or. 600. que habitaba él mismo. La hija de don Agustín, María del Rosario, se casó con José Mariano Fagoaga, alcalde ordinario en México. La finca en la Av. 3 oriente, quedó en su poder hasta fines del siglo XIX. En 1886, los Sres. Lic. Eduardo y José María de Ovando y Haro heredaron de José María de Ovando y Cervantes las casa número 14 (627) y las vendieron sucesivamente en 1886.

La fachada es de estilo poblano con geométrico petatillo en ladrillo y austeras yeserías. Consta de un gran patio central cubierto ahora con un moderno toldo abatible, traslúcido para protección de los huéspedes. Todas sus partes antiguas fueron respetadas y conservadas adecuadamente con la supervisión del INAH y se han utilizado materiales naturales para lograr el ambiente cálido y cómodo que posee.

En el año 1991 esta vieja y majestuosa casona del conde de Ovando, fue adquirida por la familia Coghlan Parra quien con un grupo de inversionistas Poblanos han creado el Concepto DESCANSERÍA Hotel Business and Pleasure con sus 24 habitaciones amplias y confortables, donde se conjunta lo cómodo y moderno de sus instalaciones, con lo bello de los materiales naturales y el encanto de lo antiguo

Bienvenido a Descansería.

Cerrar